2016 Sacando la voz

Sustentabilidad en la Cadena de Valor del Vino Chileno. Por Rodrigo Constandil @RConstandil de @MiguelTorresCL

La sustentabilidad en la Cadena de Valor del Vino ChilenoPor Rodrigo Constandil, Sub-Gerente de Sostenibilidad y Certificaciones en Viña Miguel Torres

La industria del vino en Chile se reconoce como proactiva en temas de sostenibilidad, ya desde el año 2010 cuenta con un Código Nacional de Sustentabilidad impulsado por la Asociación Gremial Vinos de Chile. Este código tiene grandes fortalezas, por ejemplo, constituir el protocolo más amplio del mundo en esta materia. Es muy fuerte en los temas agrícolas y en el manejo del ecosistema, haciéndose cargo también de los impactos sociales que la industria genera, los cuales no son menores.

En el contexto internacional, el cuidado al medioambiente ya casi no es un tema, puesto que ya no se considera un plus, hoy en día las grandes economías lo consideran un piso del cual se debe partir, con requisitos que deben ser parte del negocio mismo. Es algo similar con lo que ha pasado con normas de calidad como ISO 9001, para nadie hoy en día es una ventaja comparativa tenerla, muy por el contrario, el no tenerla es una falta poco explicable.

Los temas que hoy le preocupan al mundo son los relativos a la responsabilidad social que cabe en las empresas, a las preocupaciones humanas y al rol de la empresa en ellas y su potencial para ofrecer oportunidades de desarrollo.

Lo anterior implica llevar los valores de la Declaración Internacional de Derechos Humanos al ámbito empresarial y tener acciones concretas para evitar temas tan transcendentes como la discriminación en cualquiera de sus tipos, el trabajo forzado (que no solo es esclavitud, hoy existen otros tipos), el trabajo infantil, las horas de trabajo, los sueldos dignos, la asociación de los trabajadores y la ética empresarial, entre muchos otros temas.

De los teman antes mencionados se ocupa el Código de Sustentabilidad impulsado por la Asociación Gremial Vinos de Chile, asegurando un piso de cumplimiento en los tres ámbitos de la sostenibilidad: ambiental, social y económico.


En la actualidad hay 56 viñas certificadas www.sustentavid.org las cuales cumplen a cabalidad con los conceptos expresados en el protocolo, sin embargo, tenemos una arista todavía sin resolver, la que tiene que ver con la cadena de valor y su vínculo con la sostenibilidad, ya que está claro que de una correcta aplicación de este trinomio depende el futuro de nuestro negocio común, la fabricación de vinos de calidad para Chile y el Mundo.


Debemos tener más que claro que el principal eslabón en la cadena productiva del vino es la producción de uva, por ende es necesario que los productores primarios cumplan con una serie de requisitos ambientales y sociales necesarios para garantizar que las futuras generaciones puedan hacer usufructo de los recursos naturales en las mismas condiciones que nosotros.

A pesar de lo anterior, ¿Cómo podemos pedirle a los productores que sean responsables si con lo que reciben por la uva no les alcanza para terminar el año?, ¿Cómo les podemos exigir que tengan a su personal bajo las más mínimas condiciones laborales si el valor actualmente pagado por la industria no alcanza a cubrir los costos de producción?

La sustentabilidad en la Cadena de Valor del Vino Chileno

Aquí es donde una nueva visión empresarial es clave, donde se deje de mirar solo las retribuciones económicas y se empiece a conectar con los impactos y con el Ser Humano que hay detrás de cada acción. Es necesario el ampliar la mirada a toda la cadena de producción y buscar estos eslabones más débiles y trabajar con y para ellos.

El Comercio Justo, las Empresas B, la Economía del Bien Común y muchos otros modelos van en la dirección correcta, pero necesitamos permear a la gran masa de empresarios que todavía no se dan cuenta de la importancia de fijarse en los demás, no solo por el hecho de ser responsables y/o filántropos, sino por la propia subsistencia de nuestro modo de vida.

Cada día es más imperioso que dejemos de mirarnos el ombligo y comencemos a trabajar en comunidad, a mirar a nuestro vecino a los ojos y preocuparnos por sus necesidades, ya que solo de esa forma, al final todos saldremos beneficiados.

La sustentabilidad en la Cadena de Valor del Vino Chileno