2016 Conciencia Verde

Pro O’Higgins y Tinguiririca Energía fomentan educación ambiental entre 6 mil estudiantes

IMG_2678La segunda versión del concurso de construcción de biotopos permitió que los jóvenes adquirieran nuevos conocimientos e inculcar valores como la asociatividad y el respeto al entorno. Los ganadores fueron escuelas de Las Cabras, San Fernando y Rancagua.

En las dependencias de la histórica casona museo Casa Lircunlauta de San Fernando se realizó la ceremonia de premiación de los mejores proyectos de la segunda versión del Concurso Biotopos 2015, iniciativa organizada por la Corporación Pro O’Higgins y apoyada por Tinguiririca Energía que invitó a la comunidad escolar de la Región de O’Higgins a implementar biotopos.

Esto se tradujo en la construcción de piletas con ecosistemas vivos de flora y fauna acuática, lo que ayudó a fomentar entre los escolares de la zona la educación ambiental e inculcar valores de asociatividad, participación y respeto por la vida y el medioambiente, entre otros.


“Las felicitaciones son para todos los concursantes, ya que todos quedaron con un biotopo y ese es el mejor premio. Aquí hubo un trabajo mancomunado entre apoderados, profesores, alumnos y eso se vio en el resultado. Este proyecto transmitió alguno de los valores que promueve Tinguiririca Energía: compromiso con el medioambiente, trabajo en equipo y logro de resultados”, aseguró el gerente de Asuntos Corporativos de Tinguiririca Energía, Francisco Martínez.


En tanto, el gerente general de la Corporación Pro O’Higgins, Braulio Guzmán, explicó que el aprendizaje de todos los temas ambientales puede desprenderse de este proyecto de construcción de biotopos. “Todo ser vivo tiene su lugar en el ecosistema y ese lugar, si se aprecia y reconoce, permite respetar la naturaleza. Es por esto que estos niños tienen un lugar privilegiado en su escuela”, enfatizó.

Proyectos ganadores

En esta segunda versión del concurso participaron más de seis mil alumnos y 200 docentes, que también fueron apoyados por padres apoderados. Hasta la recta final llegaron 18 proyectos y, tras un exhaustivo trabajo de selección, resultó ganador el proyecto de biotopo implementado por la Escuela Contramaestre Constantino Micalvi de la comuna de Las Cabras.

“Con todo el trabajo que hicimos aprendimos harto. Trabajamos todo en equipo. Fue muy bonito trabajar con la naturaleza, con plantas que no conocíamos”, señaló el alumno de la Escuela Contramaestre Constantino Micalvi, Luciano Correa.

“Los niños tomaron conciencia ambiental, algo que nos está faltando en este momento, por eso es que bueno trabajarla junto a ellos” dijo el inspector general de esta escuela, José Blanco.

El segundo lugar fue el presentado por la Escuela Antonio Lara Medina de la comuna de San Fernando; y el tercer lugar fue para el proyecto de la Escuela Fray Andrés de Rancagua.