Archivo

Chilenos elaboran la primera cerveza del mundo que utiliza agua de niebla

Atrapanieblas cuenta con dos variedades:

Chilenos elaboran la primera cerveza del mundo que utiliza agua de niebla

Paneles atrapaniebla arriba del cerro

En la Región de Coquimbo, los hermanos Marco y Miguel Ángel Carcuro han desarrollado lo que parece una quimera en una zona donde el agua escasea: llevar adelante una empresa de cerveza artesanal, cuya materia prima sea, precisamente, este vital elemento. Todo gracias al innovador sistema “atrapaniebla”, que permite tener un agua de calidad incluso superior a la potable.

Únicos en el mundo”, así describe a Innovación.cl Marco Carcuro este emprendimiento, que en poco más de tres años ha llamado la atención de muchas personas y ha sido premiado con importantes reconocimientos. Ubicados en el sector de Talinay, un poco más al sur del cordón montañoso del Parque Fray Jorge, en la Región de Coquimbo, Cerveza Atrapaniebla hace algo inédito: extrae agua de la niebla que se deja caer sobre los cerros costeros y la utiliza como materia prima para la producción de dos variedades de cerveza que están dando mucho que hablar.

La historia de Marco y Miguel Ángel con la tecnología atrapaniebla no es nueva. Estos dos socios e ingenieros agrónomos conocieron esta novedosa forma de obtener agua cuando de pequeños iban a Caleta Chungungo, una caleta de pescadores ubicada al norte de La Serena, donde usaban este sistema para contar con agua potable. Luego, más grandes y en un curso de cervecería, se enteraron que el agua de la zona norte no era de la mejor calidad para hacer cerveza. Con ese antecedente, se plantearon la hipótesis que el agua atrapada con esta tecnología era mejor para fabricar cerveza. Y no estaban equivocados. Es más, constataron, además, que desde el punto de vista químico era mucho más pura que la tradicional agua potable.

Explica Marco que el sistema atrapaniebla es muy simple: consiste en ubicar un panel de malla Raschel sobre los cerros costeros, los que deben estar instalados por sobre los 700 metros sobre el nivel del mar. “Entonces, viene la nube, choca con el cerro y se desplaza por todo el borde de este mismo. Así, la nube va chocando por el atrapaniebla a lo largo de todo el cerro, dejando caer el agua por la malla, para después caer por una canaleta que la lleva hasta un estanque donde se acumula. Agua que después es llevada a la cervecería”, explica Marco. Advierte que estos paneles deben estar puestos en áreas donde se concentre la niebla, lo que no ocurre en toda la costa de Chile.

La empresa de los hermanos Carcuro tiene dos paneles, que sumados abarcan cerca de 30 metros cuadrados, superficie que les permite generar cerca de 1.000 litros de agua a la semana, con los que sacan entre 500 y 600 litros de cerveza a la semana. Esta inédita experiencia no tiene símil en el mundo. Lo único que puede llegar a parecerse es una empresa ubicada en Islas Canarias (España) que desarrolla agua embotellada. Pero cerveza, ninguna otra.

AGUA MÁS LIMPIA, AROMA MÁS INTENSO

Instalados específicamente dentro de la Comunidad Agrícola de Peña Blanca, que les arrendó un terreno, la tecnología de esta particular cervecería cumple totalmente con el Decreto 409, que regula el agua potable en nuestro país. E incluso, va más allá, al obtener un líquido más puro. “El agua de niebla le da un toque único a la cerveza: tiene menor cantidad de minerales que el agua potable, lo que le permite extraer mayor cantidad de componentes de la cebada. Esto hace que la cerveza tenga un aroma más intenso, un color más intenso y una espuma más consistente”, asegura Marco.

Cuentan con dos variedades: Scottish Ale, de color ámbar y la Atrapaniebla Brown Ale, de un tono más café. Ambas muy intensas y sabrosas, según cuenta su dueño.

Cerveza Scottish Ale, de color ámbar dorado.

Con puntos de venta en Coquimbo, La Serena, Ovalle y Santiago, paso a paso, se ha ido ganando un lugar entre los aficionados a la cerveza. Principalmente, gracias al boca a boca. En la capital se puede encontrar en tres lugares: la Cervecería Nacional, en el Barrio Yungay; en Carlo Cocina Mercado Gourmet del Parque Arauco y en la Pizzería Amadeus, cerca de Plaza Baquedano. “Están ahí porque los dueños la probaron y les gustó, no porque haya habido un trabajo de ventas en Santiago”, explica.

Este innovador emprendimiento, apoyado por la Universidad de La Serena a través de su Oficina de Emprendimiento, el año pasado obtuvo el premio a la empresa más innovadora de la Región de Coquimbo y hace poco ganaron el segundo lugar en emprendimiento innovador de Softland.

Fuente: http://www.innovacion.cl

Post Comment