Unilever junto a Desafío Levantemos Chile implementan programas sociales en la primera Villa Sustentable de Chile

Unilever seguirá acompañando a los habitantes de la comunidad de Santa Olga y sus alrededores a través de los programas sociales de las marcas Dove y Pepsodent. Mientras que Dove implementó su Programa para la Autoestima para los niños de séptimo y octavo básico, Pepsodent lanzó su campaña Sonrisas para todo Chile.

Unilever junto a Desafío Levantemos Chile implementaron programas sociales sobre hábitos de higiene y autoestima para las más de 17 familias cuyos hogares fueron devastados por los incendios forestales a comienzo de 2017.

A finales de octubre Desafío Levantemos Chile, Unilever y Ultramar levantaron la primera villa sustentable del país en Papalillo, comunidad rural ubicada cerca de Santa Olga, en la región del Maule. El proyecto consistió en habilitar tecnología sustentable en 27 casas y que hoy son ejemplo nacional de eficiencia energética, reutilización de agua y tratamiento de residuos.

Unilever implementó capacitaciones a través de los programas de educación social de las marcas Dove y Pepsodent, con el fin de apoyar el desarrollo de los niños de la villa.

Durante la jornada Dove activó su Programa para la Autoestima en niños de séptimo y octavo básico del Liceo Rural Enrique Mac Iver de la Villa Santa Olga en la comuna de Constitución. El Programa, que la marca viene implementando hace más de un año en escuelas y colegios de Chile, pretende crear conciencia sobre la importancia de la autoconfianza en las niñas y adolescentes a través de charlas y materiales diseñados para ser utilizados por padres, profesores y líderes de jóvenes y así ayudarlos a relacionarse y apoyarlos en temas relacionados con la autoestima.

Por su parte Pepsodent realizó su programa Sonrisas para todo Chile donde, acompañados del ratón Minipep, visitaron a los niños del Jardín Infantil de Papalillo y del Liceo Rural Enrique Mac Iver. A través de la actividad impulsan la mejora de hábitos de higiene bucal desde la infancia, buscando además que los niños influyan también en los hábitos de los demás miembros de sus familias.

“Para nosostros la tarea no terminó el día que entregamos la primera Villa Sustentable. Hoy queremos seguir acompañando a los habitantes de Papalillo con herramientas concretas con el fin de apoyarlos en su desarrollo social. Por lo mismo quisimos implentar en el lugar dos programas sociales que venimos trabajando hace tiempo, con Pepsodent y Dove, que sabemos por experiencia que tienen un fuerte impacto en las comunidades”, señaló Chantal Goldschmidt, Directora de Marketing de Unilever.

Por su parte Marcela Gutierrez, Líder área Educación Desafío Levantemos Chile comentó: “Los programas implementados por Unilever en Santa Olga fueron valiosos porque permitieron a los niños del Jardín Infantil Personitas y del Liceo Enrique Mc Iver conectarse con ellos mismos, tomar conciencia de la importancia del cuidado del cuerpo y valorarse a sí mismo por lo que son. Estas instancias son fundamentales en la educación actual. Científicamente está demostrado que niños contenidos y valorados por lo que son, incide significativamente en la calidad de los aprendizajes. Por ello, en Desafío seguiremos apoyando programas que permitan a los niños autoafirmarse para que encuentren el sentido y la envergadura de su educación en el futuro de nuestro país.

LEER OTRAS NOTICIAS   La producción total de los suelos del planeta se reducirá en un 10% para 2050

Proyecto Villa Sustentable

El objetivo del proyecto es permitir que las familias que perdieron todo con el incendio, no solo recuperen su hogar, sino ir más allá y mejorar sus condiciones de vida a través de medidas que fueron implementadas en cada vivienda, como acceso a agua potable, y la reutilización y ahorro de este recurso. Además, se instalaron paneles solares que permiten abastecerse de energía eléctrica, al mismo tiempo que se puede inyectar energía al sistema y permite calentar el agua. A esto se suman técnicas de aislamiento térmico, la instalación de composteras para el manejo de los residuos orgánicos, un punto limpio para potenciar el reciclaje de otros materiales como latas, plástico PET y vidrio y alumbrado público abastecido por energía solar.

Entre los beneficios más evidentes de vivir de manera sustentable, están los ahorros económicos para quienes habitan en la comunidad de Papalillo. En este caso se calcula el ahorro de un 17% en el presupuesto de cada familia. Esta proyección considera que, por medio de la capacidad instalada de energía fotovoltaica, se podrían ahorrar hasta $55.080 en energía y en el gas que antes usaban para calentar el agua.

Otra característica relevante del proyecto es que cada hogar cuenta con una autonomía de 2000 litros de agua para abastecerse en caso de emergencia, además de recolectores de aguas lluvia con 1000 litros extras.

Post Comment