Cinco claves a tener en cuenta para garantizar la seguridad alimentaria y evitar enfermedades

Suscríbete Fondos Concursables
Diario Sustentable
Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.
NESTLÉ
++BETTER
PEFC

Cada año, una de cada 10 personas en el mundo se enferma por ingerir alimentos contaminados. La higiene de manos, la correcta desinfección de manera constante en todas las superficies de alta frecuencia, y cocción de alimentos a su debida temperatura, son algunas de las medidas recomendadas.

Cinco medidas clave de higiene y seguridad alimentaria propuestas por Tork®, marca líder en higiene profesional, para hoteles, restaurantes y otros sectores.

Cómo prevenir y saber gestionar los riesgos en la salud transmitidos por los alimentos, es el principal objetivo de la conmemoración del Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos (DMIA), que se celebra este 7 de junio a nivel global. En el marco de esta jornada, es relevante recordar la importancia de mantener altos estándares de limpieza y seguridad en todos los aspectos de la cadena alimentaria, desde la elaboración, distribución y primordialmente en los espacios públicos y privados de manipulación de alimentos, tales como restaurantes, hoteles, empresas, escuelas y hospitales.

Y las cifras nacionales también recuerdan esto: en abril de este año la Agencia Chilena para la Inocuidad y Calidad Alimentaria (ACHIPIA) reveló que las causas principales de las Enfermedades de Transmisión por Alimentos (ETA) en Chile, son las comidas y platos preparados lideran el listado (40%), pescados y productos de la pesca (17%), y bebidas (14%).

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Comisión del Codex Alimentarius, organismo que establece normas internacionales de inocuidad y calidad de los alimentos, cada año, una de cada 10 personas en el mundo enferma por ingerir alimentos contaminados. En ese contexto, existen más de 200 enfermedades que están causadas por ingerir alimentos contaminados con bacterias, virus o parásitos, y entre las más conocidas están  la Salmonella,  Hepatitis A y Norovirus, que pueden causar  dolores estomacales, vómitos y  diarrea. Cabe destacar que en el 3 % de los casos, las enfermedades de transmisión alimentaria pueden acarrear problemas de salud a largo plazo. 

Es por esto, que la higiene de manos, la correcta desinfección de manera constante en todas las superficies de alta frecuencia, y cocción de cada alimento a su debida temperatura, son algunas de las medidas recomendadas. Para asegurar que estas acciones se realicen de forma correcta y así garantizar la salud humana, es necesario el uso de productos de higiene adecuados y de calidad. 

“Nuestro compromiso con la excelencia se refleja en cada etapa de nuestro proceso de producción. Lo que nos distingue es nuestra constante búsqueda de soluciones sostenibles con el medio ambiente y nuestro enfoque en garantizar la inocuidad alimentaria. Es crucial que, al realizar una compra, los consumidores consideren aspectos como la efectividad en la higiene de manos, la seguridad de las fórmulas utilizadas y el cumplimiento de estándares internacionales de inocuidad. En Tork® contamos con la certificación Food Safety HACCP AUSTRALIA, que valida nuestro compromiso con la seguridad alimentaria al ayudar a identificar y controlar peligros en la cadena de producción. Estamos dedicados a ofrecer productos que no solo cumplen con estas rigurosas normativas, sino que también aportan valor y seguridad a nuestros clientes”, señala Francisco Salamé, director de negocios de Tork® en el Cono Sur.

De cara a esto, Tork® recomienda cinco claves para que el sector Horeca y otros sectores aborden con eficiencia y responsabilidad las normas alimentarias y promuevan la inocuidad alimentaria.

  1. Lavado de manos: Con frecuencia, las manos transportan microorganismos de un lugar a otro, por lo que el lavado de manos es muy importante. La OMS recomienda mojarse las manos con agua corriente y enjabonarse durante al menos 30 segundos, poniendo especial atención a las yemas de los dedos, uñas, pulgares, muñecas y los huecos entre los dedos. Luego se debe aclarar y secar las manos completamente con una toalla seca y limpia, preferiblemente de papel, que eliminan hasta el 77% de las bacterias que persisten en las manos después del lavado.
  1. Limpieza adecuada de utensilios: El lavado de los platos y los utensilios es fundamental, por eso se sugiere fregar con agua caliente y detergente, utilizando un paño limpio o cepillo para eliminar los restos de comida y  aclarar con agua caliente limpia. También se deben higienizar los utensilios con agua hirviendo y dejar que éstos se sequen al aire o secarlos con un paño seco y limpio.
  1. Cuidado con la contaminación cruzada: Es de suma importancia separar las carnes rojas, la carne de ave y el pescado crudo del resto de los alimentos, para eso hay que tener cuidado en usar equipos y utensilios diferentes, como cuchillos y tablas de cortar. 
  1. Cocción completa y mantenimiento de temperaturas seguras: Se ha demostrado que cocinar los alimentos hasta que alcancen una temperatura de 70°C puede contribuir a garantizar la inocuidad. Recordar cocinar completamente los productos, especialmente las carnes de todo tipo y huevos. También se recomienda el uso de un termómetro y recalentar solo comidas ya preparadas. 
  1. Ojo con la temperatura: La temperatura es otra de las acciones esenciales para evitar que los microorganismos se multipliquen con rapidez, por eso no hay que dejar alimentos cocidos a temperatura ambiente durante más de 2 horas, no guardar alimentos durante mucho tiempo, aunque sea en el refrigerador, y no descongelar los alimentos a temperatura ambiente. 

Cada año, nada menos que 1 de cada 10 personas en todo el mundo sufre enfermedades transmitidas por alimentos, que suelen tener relación con la preparación de alimentos con una escasa higiene de manos. En otras palabras: practicar una buena higiene personal y de manos es fundamental para garantizar la seguridad de tus clientes y empleados.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

×