22.1 C
Santiago
Jueves, Octubre 28, 2021

Energía solar y ley de Netbilling, un camino por recorrer

Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.

Simón Larraín, gerente general de GEOM Chile

Al reflexionar sobre el origen de la energía que consumimos y nuestro impacto en el medio ambiente vale preguntarse si ¿es hoy realmente necesario hacer un “sacrificio” económico para optar por energías limpias? El desarrollo de las energías renovables en Chile, en particular de la fotovoltaica, de la mano de mejoras en eficiencia de la tecnología, baja en los precios de los equipos y mayor productividad en la instalación local, indican todo lo contrario: que puede llegar a ser un negocio altamente rentable.

En Chile, al analizar la posibilidad de generar energía solar, generalmente se piensa en el Norte del país donde la radiación es de las más altas del mundo, pero ¿dónde empieza el Norte? Puerto Montt, por ejemplo, recibe más radiación que muchas ciudades de Alemania, uno de los países con más instalaciones solares domiciliarias del mundo, sin embargo en Chile son escasas las iniciativas en latitudes equivalentes. Si bien se han implementado y se están desarrollando proyectos fotovoltaicos desde la región de Los Ríos hasta Magallanes, falta difusión y confianza en una tecnología que está más que probada. Esto es algo que hay que gritar a los cuatro vientos.

La energía solar puede ser un factor clave en la optimización de los costos de operación en la agroindustria y otras áreas productivas de alto consumo de electricidad. Si bien como país hemos avanzado en iniciativas como el programa estatal “Ponle energía a tu Casa” o el concurso “Ponle energía a tu empresa”, este camino requiere revisiones y modificaciones regulatorias más profundas, por ejemplo, en lo relativo a la ley de Netbilling, que regula la autogeneración e inyección de excedentes a la red.

El impacto de la ley emitida en 2014 y modificada en 2019 no ha sido el esperado, en parte por temas como el límite arbitrario de tamaño máximo de 300 kW en la capacidad instalada de las plantas, independiente de las necesidades de consumo del cliente. Creemos básico que se respete el derecho del consumidor en implementar medidas de eficiencia energética que le permitan operar con energía limpia a un menor costo, sin las trabas regulatorias actuales. Respecto a políticas de Estado, si bien hay una ambiciosa invitación a soñar con el hidrógeno verde en el largo plazo, creemos que queda mucho por hacer en el corto plazo en la línea de potenciar los múltiples beneficios asociados a la energía distribuida, limpia y renovable.

Está en cada uno de nosotros el optar por energías limpias, y ahora se puede hacer generando ahorros importantes; pero también se requiere de políticas coherentes que fomenten y amplifiquen dichas iniciativas. No importa si es a través de una pequeña instalación domiciliaria o una gran planta de autoconsumo industrial, independiente de si viven en el norte, sur o centro de Chile, muchos ya están aportando su grano de arena sabiendo que si de algo hay certeza es que el sol no se irá a ninguna parte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOSspot_img
VERAMONTEspot_img
SECHE GROUPspot_img
PEFCspot_img

LO ÚLTIMO