16 C
Santiago
Martes, Julio 27, 2021

Comprometidos con reducir nuestra huella ambiental

Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.

Néstor Paulizzi, Gerente Planta Santiago de Kimberly-Clark Chile

Minimizar el impacto en nuestro planeta y producir de forma sustentable, ya no son sólo objetivos complementarios al quehacer de las compañías, sino que se han transformado en un compromiso para todos los entes de la sociedad. Gobiernos, empresas y organizaciones civiles exigen y se auto exigen un desarrollo sostenible para mitigar los graves daños que se le ha causado a la Tierra.

Por eso, esfuerzos en la legislación chilena como la Ley 20.920 para la gestión de residuos, la Responsabilidad extendida del Productor y Fomento al Reciclaje (Ley REP) que tiene como objetivo disminuir la generación de residuos y fomentar su reutilización, reciclaje y otro tipo de valorización, se alinean a los propósitos de la economía circular. La industria debe responsabilizarse desde el origen de la materia prima hasta el fin de la vida útil de su producto.

Desde Kimberly-Clark, como compañía internacional, hemos manifestado públicamente nuestro compromiso de ser cada vez más responsables y cuidadosos con el planeta, declarando así metas claras en nuestro Plan de Sustentabilidad 2030, el cual busca promover el bienestar de 1.000 millones de personas alrededor del mundo y reducir 50% la huella ambiental. Y en este aspecto, son cuatro ámbitos en los que queremos disminuir las siguientes huellas: plástica, hídrica, forestal y carbono.

Quizás suene ambicioso, pero lo cierto es que hemos realizado grandes esfuerzos para lograr nuestros objetivos de sustentabilidad y se pueden ver reflejados en nuestras actividades en Chile. Por ejemplo, en uno de nuestros productos para la higiene femenina hemos eliminado el tradicional aplicador plástico, permitiéndonos otorgar un producto práctico y sustentable al mercado.

Nuestra marca de papel higiénico está certificada por FSC Chile (Forest Stewardship Council), es decir, fabricamos con fibras provenientes de fuentes forestales controladas y garantiza que nuestras materias primas son responsables con el medio ambiente, disminuyendo nuestra huella forestal.

En cuanto a residuos, en la planta Kimberly-Clark de Santiago se ha logrado disminuir cerca de 93%. ¿Qué significa esto? La mayoría de los desechos se reciclan, reutilizan o compostan evitando así que lleguen a los rellenos sanitarios. A nivel latinoamericano, el promedio es 96% de reducción de residuos en nuestra compañía.

Pero todos estos avances en sustentabilidad no se han alcanzado de un día para otro. Han involucrado esfuerzos desde todos los frentes, cambios potentes en la cultura organizacional, el compromiso de todos nuestros colaboradores, innovación en nuestras operaciones y procesos productivos, búsqueda de materias primas renovables o más amigables con el medio ambiente, entre otros. Son transformaciones profundas que hoy nos llenan de orgullo al poder entregar a nuestros consumidores productos de calidad cada vez más sustentables.

Sin embargo, aún tenemos muchos desafíos por delante para cumplir nuestra meta a 2030. El planeta no puede esperar y cada pequeño esfuerzo que realicemos como compañía será justamente para darle mayor esperanza de vida a la Tierra, nuestro hogar.

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOSspot_img

LO ÚLTIMO