Hidrógeno verde: ¿Energético de transición o solución definitiva?
Sacando la voz Sacando la voz

Hidrógeno verde: ¿Energético de transición o solución definitiva?

Pablo Demarco, gerente comercial de Plataforma Energía

El calentamiento global ha ocasionado un aumento sostenido en la temperatura del planeta, amenazando de forma peligrosa la estabilidad de los ecosistemas. La principal causa de esta realidad son las emisiones de gases de efecto invernadero, producidas principalmente por el sector energía, transporte e industrial.

La energía renovable y la electrificación de los consumos pareciera ser el futuro, sin embargo, aún hay limitaciones, principalmente por la variabilidad de generación de las energías renovables, el alto costo de su almacenamiento y la velocidad de recarga de baterías. Una alternativa para mejorar estos inconvenientes, es el hidrógeno verde.

El hidrógeno es un combustible. Su particularidad es que puede ser obtenido del agua, permitiendo ser utilizado en la infraestructura existente, con los beneficios de ser sustentable y libre de emisiones. Para su obtención, requiere de electricidad, y es en este punto donde Chile tiene ventajas sobre el resto de los países, por la abundancia de fuentes renovables.

Según el Ministerio de Energía, en el país existe un potencial de energía renovable no convencional (solar y eólica) de 70 veces la capacidad instalada actual, la que podríamos utilizar para producir hidrógeno verde, tanto para consumo nacional, como para exportar a otros países.

Recientemente, Corfo informó el interés de 18 propuestas para realizar proyectos asociados a esta fuente de energía, inversiones que podrían superar los US $12 mil millones, al mismo tiempo que el país se propuso como meta producir el hidrógeno verde más barato del planeta en el año 2030. Son iniciativas en la dirección correcta y objetivos ambiciosos, pero para materializarlos se requerirá una coordinación público-privada temprana, que permita disminuir barreras y facilitar su desarrollo.

No existen soluciones definitivas en el ámbito energético. Por lo menos, no aún. Sin embargo, sí existen alternativas por las cuales es inteligente apostar. El hidrógeno verde ofrece ventajas comparativas al país y también efectos positivos por ser un combustible libre de emisiones de carbono. Dos aspectos fundamentales a la hora de pensar una buena estrategia que nos lleve por la senda correcta hacia la tan ansiada descarbonización.

Post Comment