Sociedad Civil entrega observaciones a propuesta de Ley Única de Donaciones entregada por el Ministerio de Hacienda
Sociedad Civil

Sociedad Civil entrega observaciones a propuesta de Ley Única de Donaciones entregada por el Ministerio de Hacienda

El 14 de enero pasado, el Ministerio de Hacienda dio a conocer una minuta sobre una “Ley Única de Donaciones”, solicitando aportes y sugerencias desde la sociedad civil, siendo la Comunidad de Organizaciones Solidarias, a través de su mesa de donaciones, la Mesa Circular y Sociedad en Acción, quienes lideraron el proceso de revisión.

Un trabajo conjunto es el que se ha realizado de la mano del Ministerio de Hacienda, el que ha expresado en múltiples ocasiones que la sociedad civil es un actor fundamental de soluciones sociales y legitimidad, cohesión y robustecimiento de la democracia.  De esta forma, el Ministerio de Hacienda dio a conocer una minuta sobre una “Ley única de donaciones”, y solicitó aportes y sugerencias por parte de la sociedad civil.

Ante esto, la Comunidad de Organizaciones Solidarias y su mesa de donaciones; la Mesa Circular y Sociedad en Acción del Centro de Políticas Públicas UC, discutieron la minuta entregada por el Ministerio. En esta línea -el Ministerio de Hacienda y las instituciones señaladas- comparten la necesidad de urgencia de este proyecto, pues es indispensable mejorar el marco regulatorio para promover las donaciones: que modernice y simplifique el sistema, que sea inclusiva en cuento a fines (incorporando medio ambiente, salud, desarrollo comunitario), que democratice el uso de donaciones facilitando la participación de personas naturales en este mecanismo, y en la conveniencia de fomentar la confianza de la ciudadanía mediante mayor transparencia y mejor fiscalización.

Tomando en cuenta la preocupación que además existe en muchos donantes frente a las fiscalizaciones del Servicio de Impuestos Internos, y visibilizando experiencias de otros países y la experiencia local, es que se levantaron algunas observaciones a la propuesta del Ministerio; considerando ciertos puntos que deben ser resueltos de la mejor forma posible y a la brevedad. El contexto país de pandemia y post pandemia sitúa que la prioridad de un cambio de regulación debe estar en aumentar las donaciones y fortalecer la transparencia, por sobre todos los otros desafíos que enfrenta el marco regulatorio del sistema de donaciones

Sistema de donaciones

Se propone eliminar la revisión por proyectos, remplazándolo por una acreditación de donatarias o una calificación previa de OSC nuevas y más pequeñas que deberán presentar proyectos en una etapa inicial de acompañamiento a una entidad técnica. Esta entidad, además, desconcentrará las donaciones.

Como sociedad civil, se observa que la calificación previa de OSC ha demostrado ser un mal modelo[1] por la arbitrariedad y politización del permiso para operar en el sistema. El sistema de acreditación actual es objetivo y debe mantenerse, sin perjuicio que como medida administrativa se unifiquen los registros en el MH[2], el SII[3] o el Registro Civil[4], donde ya operan, y que el portal sea digital y de fácil acceso.

De manera similar, si bien la desconcentración de donaciones por la entidad pública, era medida de fines loables, esta mantuvo a la Ley 19.885 con bajísimos niveles de uso, mostrando empíricamente que los donantes prefirieron no usar esta ley ante tales restricciones[5]. Este mecanismo, por sí solo, contradice los fines del proyecto ya que unificando y simplificando, pone la barrera más alta para que las OSC puedan recibir donaciones.

Modernización de la institucionalidad

Tal como se menciona en el punto anterior, la creación de un portal único es una buena idea, que se puede iniciar sin la necesidad de una nueva ley, sino haciendo cumplir la normativa vigente y con una buena capacidad de gestión administrativa y recursos suficientes.

Tratamiento tributario unificado

La minuta plantea que la dispersión normativa e incertidumbre dada por esta confusión constituyen barreras para las donaciones. Por lo tanto, considerando el informe reciente de la OCDE sobre tributación y filantropía, se propone unificar, ampliar, simplificar y modernizar el sistema chileno.

Sin perjuicio de que sería conveniente hacer avances en consolidar el marco normativo, opinan que las verdaderas barreras no están en la dispersión de normas sino en los topes para donar, la exclusión de donantes, fines para donar, donación en especie y protección al donante de buena fe. Unificar el sistema no resuelve, por sí solo, las barreras de la sociedad civil para recibir más donaciones.

Por otra parte, la minuta no es clara en si es que esta uniformidad significa eliminar los beneficios crédito/gasto[6], pasando todos a deducción como gasto. En caso de ser esto último, ello implicaría que las OSC con donaciones bajo las leyes con beneficio crédito/gasto, verán sus ingresos reducidos en un 43%, lo cual es muy grave en el contexto actual de crisis económica, cierre de programas sociales y quiebra de algunas OSC.

Señalan que la uniformidad institucional de las leyes de donaciones que hoy están vigentes y se usan, va a ser un proceso imposible de lograr en lo que resta del actual gobierno. Por lo tanto, este objetivo de largo plazo puede quedar planteado de alguna manera, pero no puede retrasar la necesidad de eliminar las barreras reales de las donaciones: topes para donar, la exclusión de donantes, fines para donar, donación en especie y protección al donante de buena fe.


[1] Según experiencias en México y Uruguay.

[2] Ley Nº 19.862.

[3] Art. 46 DL Nº 3063/1979.

[4] Ley Nº 20.500.

[5] Mientras tuvo un sistema de desconcentración de donaciones, la Ley de Donaciones con Fines Sociales no recibió ninguna donación y sólo cuando se eliminó este mecanismo, empezó a funcionar 6 años después.

[6] Si significara incluir nuevos fines con crédito/gasto, constituiría una propuesta políticamente inviable en el congreso actual.

Post Comment