Inversión sostenible: Nuevo paradigma de inversión en Chile
Sacando la voz

Inversión sostenible: Nuevo paradigma de inversión en Chile

Por Paulina Musalem, Magister en Sustentabilidad

El crecimiento de la inversión responsable o sostenible entendida como la incorporación de aspectos ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) en las prácticas de inversión es indudable. 

Basta con ver el número de los signatarios de los Principios para la Inversión Responsables (PRI, por sus siglas en inglés), que a agosto de 2020 ha sumado 655 signatarios a nivel mundial casi igualando el número de signatarios de todo el año 2019.  Chile no ha estado ajeno a esta tendencia y es así como a septiembre de 2020 se han sumado 4 nuevos signatarios al PRI, totalizando 12, lo que no está mal dado el tamaño y la concentración del mercado de capitales, y con espacio para seguir creciendo.

Sin embargo, es importante preguntarse a nivel local ¿cómo se entiende la inversión sostenible, por qué y como se adopta y cuáles son las principales trabas? En este contexto el año pasado, en el desarrollo de mi tesis de Magister en Gestión de la Sustentabilidad, entrevisté a 23 ejecutivos de las principales administradoras de fondos de inversión y de pensiones, y compañías de seguros que representaban casi el 70% del mercado financiero local. 

Dentro de los hallazgos del estudio vale la pena destacar:

  • El 79% de los entrevistados entiende la inversión sostenible como una estrategia de integración, alineado con las tendencias mundiales, siendo además la estrategia de mayor crecimiento un 69% entre el 2016 y el 2018, según Global Sustainable Investment Alliance.  
  • El 82% de los entrevistados señala que la oportunidad de la inversión sostenible radica en que permite identificar mejor las oportunidades de inversión y sus riesgos, señal que la sostenibilidad está siendo incorporada en el análisis fundamental es decir sería una estrategia de inversión como una forma de crear valor.
  • El 74% señala, que está en vías de implementación o ya había implementado la inversión sostenible y según se pudo constatar, no existe una fórmula consensuada y única, tal como lo han evidenciado los diversos estudios del CFA Institute.
  • Dentro de las principales trabas para la implementación el 70% menciona la falta de métricas y conocimiento y el 30% el sacrificio de rentabilidad en corto plazo  tal como lo han evidenciado otros investigaciones por ejemplo Eccles, Kastrapel, y Potter en 2017.

De lo anterior es posible concluir, que en el mercado local está en etapas iniciales de incorporación de la sostenibilidad en sus decisiones de inversión, siendo necesario el trabajo colaborativo entre los diversos actores del ecosistema financiero a fin de avanzar en la difusión y comprensión de la inversión sostenible, definición de métricas y estándares financieramente materiales.