ACERA se suma al desafío Chile Sin Basura 2040 para aportar en la minimización de residuos
Conciencia Verde

ACERA se suma al desafío Chile Sin Basura 2040 para aportar en la minimización de residuos

La Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (ACERA) y Chile Sin Basura 2040, han formado una alianza que busca impulsar que la industria energética también se sume a los esfuerzos por eliminar de nuestro país los residuos que llegan a vertederos.

A través de un trabajo conjunto, se comenzarán a evaluar distintas medidas para que la industria de las energías renovables sea pionera en disminuir la generación de residuos. Esto en un contexto en que la generación de residuos a nivel nacional aumentó 8% entre 2015 y 2017, pasando de 21,2 a 23 millones de toneladas, según datos del Ministerio de Medio Ambiente. A esto, se suma que Chile es el país que menos recicla de la OCDE, reciclando sólo el 1,9%.

“ACERA ya es un gran aporte al desarrollo sostenible a través de la promoción de energías renovables, así que estamos muy contentos con esta alianza que nos motiva a seguir creciendo y ayudando a Chile a aumentar las tasas de recuperación y valorización de los residuos que generamos”, explica Javier Peró, gerente general de Kyklos, empresa B gestora del desafío Chile Sin Basura.

Por su parte, Carlos Finat, Director Ejecutivo de ACERA, destacó que “nuestra asociación siempre se ha destacado por buscar la protección del medioambiente y un desarrollo sustentable para Chile. La crisis climática es nuestro principal driver y la que nos motiva a llevar adelante una labor holística en términos de sostenibilidad. En esa línea, el desafío Chile Sin Basura 2040 es un “match” perfecto para trabajar en uno de los temas pendientes a nivel país, el manejo de residuos”.

ACERA es el primer gremio relacionado a la industria energética que se asocia a Chile Sin Basura. Además, se han comprometido con la causa más de 150 empresas, ONG’s, municipios, organizaciones y comunidades, y 7.300 ciudadanos.

Para lograr ser un país cero basura, el desafío busca implementar medidas en tres ejes: Educación y Cultura; Infraestructura y Gestión de residuos; y Políticas Públicas y Vinculación. Esto a través del trabajo conjunto con actores públicos, privados y la ciudadanía.