Hagamos empresas inclusivas
Sacando la voz

Hagamos empresas inclusivas

Por Sandra Díaz, Directora de Valor Humano de WOM

Durante los últimos diez años, hemos visto cambios sustanciales en el mundo: la masificación del Internet, el impacto de las crisis económicas, una profundización de las manifestaciones sociales y el inicio de un diálogo enfocado a la integración de la diversidad sexual y a la no discriminación racial. Estos hitos, sin lugar a duda, siguen transformado la sociedad que antes conocíamos y por consecuencia, también las empresas.

Específicamente, hoy volvemos a conmemorar un nuevo mes internacional del orgullo LGBTIQ+, una fecha que busca reconocer a las minorías sexuales de todo el mundo y nuestro país, donde hemos evolucionado de manera positiva, pero todavía falta mucho por avanzar. A diferencia de décadas anteriores, hoy estamos en un escenario más positivo, en el cual las compañías han logrado replantearse su cultura organizacional, valores y principios por los cuales trabajan, lo que permite integrar de mejor manera las demandas de sus colaboradores y clientes.

Sin embargo, aún queda bastante camino por recorrer, y por más que muchas compañías tengan la intención de fomentar la inclusividad, es importante que nos hagamos cargo de esta necesidad, estableciendo estos cambios en nuestro ADN y no dejándolos en el discurso. Hoy, concretamente, el desafío está en el desarrollo de declaraciones de principios, realización de campañas y mentorías, facilitando el diálogo dentro de la organización, generando instancias en donde se promueva el respeto por la diversidad, la tolerancia e integración entre los pares, como también una cultura que permita el desarrollo y crecimiento de todos los miembros de la compañía por igual.

Para crear ambientes laborales no solo gratos, sino que además productivos, la inclusión y la aceptación son y serán clave en ámbitos como la innovación, el crecimiento y la sostenibilidad de las compañías, creando espacios que favorezcan el desarrollo, la creatividad y lo más importante, la felicidad de todos los colaboradores.