Menú

¿Emprendiendo y con problemas de impuestos? Experto entrega guía para no pagar de más

¿Emprendiendo y con problemas de impuestos? Experto entrega guía para no pagar de más

Involucrarse en la contabilidad de su negocio, conocer y conversar con su contador, entre otros, son las claves que todo emprendedor necesita para avanzar.

Según la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, entre enero y septiembre de 2018 un total de 984 empresas se han acogido al proceso de quiebra establecido en la legislación que rige desde 2014. Según, Cristian Montero, socio director de Adactiva Consultores, aseguró que “en muchísimos casos el motivo no es necesariamente que el negocio no funcione, sino que puede ser desde desorden de documentos, desorganización en sus cobranzas y pagos, e incluso de una escasa comunicación con su contador.

En un caso entregado por Montero, uno de sus clientes entró a sus oficinas contando que el SII le estaba cobrando 42 millones de pesos por diferencias de impuestos, y su negocio sólo vendía 8 millones al mes. «La realidad es que sólo le correspondía pagar 2 millones en impuestos, pero su anterior asesor contable, quizás por la premura de tiempo o la propia carga de trabajo, no logró entender y ponerse en sus zapatos, indicándole que no había solución más que pagar esos 42 millones», comenta.

«A esto me refiero, a entender que debe haber una relación del contribuyente con el contador y un orden entre ambos, para que exista una comunicación total entre ellos”, aseguró Montero, agregando que para prevenir estos problemas están las auditorías, las cuales se recomienda hacerlas anualmente, o máximo cada dos años.

Ahora, para no marearse entre impuestos de primera o segunda categoría, complementarios, formularios y papeleos constantes, el socio director de Adactiva Consultores entrega una pequeña guía para el emprendedor.

Sistemas Impositivos

Ya sea la panadería de la esquina, un minimarket o Cencosud, todas las empresas pagan una tasa de impuestos similar (25% o 27%), mientras que las personas, pagamos una tasa dependiendo de lo que ganemos (0% al 35%), en palabras simples, el Estado es socio de nuestro negocio en un 25% sobre nuestra utilidad.

A los nuevos emprendedores se recomienda constituir una sociedad antes que trabajar con su propio rol único tributario (RUT), con esto, entre otros beneficios, les permite protegen su patrimonio personal, además de establecer otras reglas para el pago de impuestos. En general, Montero recomienda crear una Sociedad por Acciones (SpA). «Esta figura entrega un mayor control sobre la empresa, permitiéndoles incorporar de manera más fácil nuevos socios o levantar posibles capitales de inversión”, explica.

¿Qué sistema conviene y puedo elegir ante el SII?

Renta Atribuida: toda la utilidad es retiro para los socios. Este sistema es recomendado por el experto a empresas que estén iniciándose, o empresas que no proyecten utilidades superiores a 40 millones anuales, pudiendo cambiar dependiendo de la cantidad de socios del negocio.

Semi Integrado: Los socios informan lo que realmente retiran de su empresa y pagarán sus impuestos dependiendo de esto. Si no retiran, no pagan. «¿Por qué no sólo quedarse con el sistema que cobra de acuerdo a lo que se retira realmente?, es porque este sistema contiene un castigo de por medio, pues al elegir esta opción, automáticamente el socio debe pagar un 35% del impuesto que pagó su propia empresa, como persona natural. Este sistema se recomienda para empresas con más de 100 millones de utilidades al año», claro que también dependerá, de la cantidad de socios que tenga, detalla Montero.

Renta Presunta: Cálculo independiente de la utilidad. Según el especialista, a este sistema sólo pueden acceder algunos rubros, principalmente se recomienda a empresas que se dediquen al transporte, pues calcula el impuesto a través de la tasación fiscal del vehículos, independiente de la utilidad de la empresa.

Finalmente, Montero cuenta que no es raro encontrar empresas que vendan artículos, los despachen con sus propios vehículos y que estas terminen separando ambas actividades, el vender y el transportar. “Esto porque el SII les da la opción de pagar de manera diferenciada sus impuestos, permitiendo tal como busca la ley, pagar montos más justos en impuestos y acordes a su actividad y tamaño”, indica.

«Es necesaria la comunicación constante entre el contribuyente y su contador ya que tan importante como confeccionar el IVA mes a mes, lo es por ejemplo, recomendar e informar de las opciones impositivas en la compra de una propiedad o un vehículo para el negocio”, puntualiza Montero.

Nuestros Socios