2019 Sacando la voz

El rol clave del “líder sustentable”

Por Marcelo Lobos, director de proyectos de Stratam, coach organizacional y fundador de 2talk

En el reciente World Economic Forum, en Davos, se dio a conocer el ranking “2019 Global 100 Most Sustainable Corporations”, de Corporate Knights, el cual destaca a las 100 compañías más sustentables a nivel global.

Asimismo, este ranking evalúa a unas 7.500 empresas de 21 países con una facturación anual de más mil millones de dólares, según indicadores económicos, medioambientales, sociales y de gobernanza.

Entre los criterios analizados por dicho ranking figuran el porcentaje de los beneficios ligados a la economía verde, las emisiones de gases de efecto invernadero y otras emisiones contaminantes, el uso de energías renovables, la apuesta por proveedores sostenibles, la cuota de innovación, la contribución fiscal, la siniestralidad y la igualdad de género, entre otros.

Cabe destacar que hoy en día y cada vez más, los inversionistas valoran a las empresas sustentables por sobre las que no lo son. En efecto, según Corporate Knights, entre 2005 y 2018, las compañías Global 100 obtuvieron un rendimiento de inversión neto del 127.35%, en comparación con el 118.27% del rendimiento de las empresas, en el índice MSCI All Country World.

Entonces, que  la sustentabilidad es muy relevante para la rentabilidad de las empresas, no está en cuestionamiento. La pregunta sobre la cual quiero reflexionar es; ¿cuál es el rol de los líderes en pos de que las empresas sean sustentables? o ¿qué tanto puede aportar un líder en la sustentabilidad de una empresa?

En mi opinión, su aporte es clave. Un “líder sustentable” sabe escuchar las preocupaciones de todos los stakeholders y entiende que el negocio impacta y es impactado por diversos públicos de los cuales es necesario hacerse cargo. Asimismo, entiende que vive en comunidad y que, por ende, su gestión tendrá efectos en la sociedad más allá de los temas de negocio.

Por otro lado, un líder sustentable debe aportar con el ejemplo. Así, su comportamiento interno respecto a las políticas ambientales corporativas son parte de la consecuencia que debe cuidar tanto en su casa como en su trabajo. Así y en la medida de lo posible, un “líder sustentable” intenta ir a su trabajo respetando el consumo de combustible, compartiendo su auto, viajando en metro o en bicicleta.

Para un líder, su calidad de vida y la de sus colaboradores es una variable a cuidar y la respeta. Así también, busca impulsar iniciativas al interior del equipo que promuevan el cuidado del medio ambiente o la buena convivencia de sus colaboradores, procurando que el sello de la empresa no solo quede en lo que se vende o se hace sino en el aporte real a la comunidad, a la sociedad, a la cultura y al medioambiente, entre otros tópicos.

Este tipo de liderazgo entiende que hoy en día el aprendizaje es continuo y no tiene fin, por lo que se informa respecto a las últimas tendencias en sustentabilidad, buenas prácticas de la industria, experiencias de la competencia o de otros países que logran de forma exitosa poner foco en la sustentabilidad con actividades concretas para grupos más desprotegidos.

También es tarea de los líderes fomentar la igualdad de género, la inclusión y la no discriminación. Así, este tipo de liderazgo es capaz de inspirar y motivar al equipo porque entiende la importancia estratégica de la sustentabilidad en una empresa.

En consecuencia, el rol del gobierno corporativo es fundamental para que las compañías sean sustentables. En Chile y en la región, aún tenemos mucho por hacer al respecto, en efecto, en el mencionado ranking no figuran empresas chilenas y solo aparece destacado Brasil. Es importante, entonces, que los líderes entiendan la ventaja competitiva que tienen las empresas sustentables por sobre las que no lo son y el rol clave que tienen en dicho desafío.

Post Comment