2016 Sacando la voz

Recursos Humanos: la diferencia que marca en la industria agrícola. Por Waldo Hudson, Director Recursos Naturales @DuocUC

Waldo HudsonPor Waldo Hudson, Director de la Escuela de Recursos Naturales Duoc UC.

Chile hoy es una potencia agroalimentaria, una fuente real para el crecimiento económico presente y futuro de nuestro país. De esto no hay duda, sin embargo debemos tener en cuenta que hablamos de una industria que está en constante renovación y evolución para alcanzar mejores y mayores producciones al menor costo, para estar a la vanguardia de los cambios y demandas tanto nacionales como internacionales y para cumplir correctamente con las exigencias del mercado que cada día son mayores, tanto en estándares de calidad como de gestión.

En este contexto, la necesidad de incorporar nuevas tecnología juega un rol muy importante y es básico para cumplir los objetivos antes planteados, pero la clave para esto, es contar con el recurso humano calificado capaz de generar mayor productividad y entregar valor agregado. Es aquí donde comienza el rol del técnico profesional.

Podemos decir que este cambio se gestó cuando Chile se abrió al mercado mundial; hoy nuestra producción está orientada a la exportación hacia mercados exigentes como Estados Unidos, Europa y Asia, que han impulsado la profesionalización del rubro, y a su vez, los técnicos profesionales han permitido elevar los estándares y la productividad de nuestro mercado para adaptarnos a los requerimientos de los países desarrollados. Por ejemplo, hoy tenemos aproximadamente 280 mil hectáreas bajo riego tecnificado en Chile, el cual permite la aplicación del agua y fertilizantes al cultivo en forma de “gotas” y localizada con alta frecuencia, en cantidades estrictamente necesarias y en el momento oportuno y óptimo, sistema que requiere personal calificado para su eficiente funcionamiento.

Ahora bien, en su proceso de formación, la vinculación de los técnicos profesionales con la industria es clave, y para Duoc UC es vital. En la Escuela de Recursos Naturales por ejemplo, trabajamos este punto en dos focos, tanto con nuestros docentes y su redes en el sector productivo formal, como con los Centros Tecnológicos que desarrollamos en Pirque (RM) y Quillota (V Región), los cuales cumplen variadas funciones, tanto para la realización de actividades gremiales o capacitaciones técnicas, como para que los productores utilicen las instalaciones y estén a la vanguardia. Esto, nos permite además entregar servicios especializados a las industrias agrícolas y realizar investigación aplicada, como lo hacemos en el Centro de Tecnologías del Agua que estamos implementando en la comuna de Pirque. Esto, en su conjunto, además de abrir las puertas para una mayor empleabilidad, genera un círculo virtuoso con una potencia de crecimiento auspiciosa.

El camino sigue, el mercado aumenta sus exigencias, y los precios cada vez son más apretados por lo tanto se continuará buscando mayor productividad, lo que va de la mano con la constante necesidad de capital humano calificado y capacitado. Podemos decir que un claro ejemplo de ello es que desde 2012 hasta hoy, nuestros alumnos se han duplicado (de mil 500 matrículas a casi 3 mil) y hemos abierto 3 nuevas carreras, Técnico en Calidad y Seguridad Agroalimentaria, Técnico en Geología y Control de Sondaje, y Técnico en Geomática, relacionadas a las exigencias de la industria.

Recursos Humanos: la diferencia que marca en la industria agrícola