2016 Conciencia Verde

Parrillas a gas este verano permitirían ahorrar hasta un 75% en costos

asadoLa parrilla a gas se puede utilizar en todo tipo de lugar, contamina menos, es más duradera y más económica que una tradicional

Comienza el calor, el buen tiempo, las vacaciones y el uso cotidiano de las parrillas se hace más presente que nunca. Así, para esta época, donde la mayoría de los chilenos se toman sus vacaciones, los veraneantes disfrutan de una tradicional temporada de asados. Frente a este escenario es importante conocer cuáles son los beneficios que trae el uso de parrilla a gas, donde según la empresa productora de Gas Licuado, Gasco, las parrillas a gas permitirían ahorrar hasta un 75% en costos en comparación con el más usado en el mercado para realizar asados.

Actualmente, la parrilla a gas deslumbra con múltiples características a la hora de hacer un asado con amigos o familia. Según Gasco, esta tiene un menor costo en combustible por uso, siendo una solución más eficiente ya que permite controlar y regular la cantidad de gas que se necesita para cada preparación. Se debe tener en cuenta también que la parrilla a gas es de rápido encendido, la temperatura es regulable, pudiendo tener múltiples funciones como simular la cocción de un horno. Además, ésta es más amigable con el medio ambiente y se puede usar en departamentos.


Pablo Álvarez, jefe de marca de Gasco GLP S.A, recomienda el uso de parrillas a gas en verano tanto por el cuidado medioambiental, versatilidad y el ahorro económico que ésta genera. Así, una bolsa de carbón de 2 Kg tiene un valor aproximado de $2500 y al menos se necesita una por cada asado. En cambio, una carga de gas de un cilindro de 5 Kg tiene un valor promedio de $6.000, cantidad suficiente para al menos 10 parrilladas con la familia, generando un ahorro cercano al 75%.


Por otro lado, la parrilla a carbón es más compleja. Sólo para encender ésta, se estima un tiempo aproximado de poco más de media hora, donde además, se debe tener cuidado con la ubicación donde se encenderá, ya que no tiene que estar expuesta o cerca de productos inflamables o de fácil encendido. Por otro lado, los niveles de contaminación son muy elevados debido a que la combustión del carbón libera dióxido de carbono y otros combustibles fósiles como niveles elevados de dióxido de azufre, óxido de nitrógeno y ceniza, parrilla que tampoco se permite usar en departamentos. Un estudio realizado por el Departamento de sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello afirma que un asado a parrilla a carbón contamina lo mismo que un bus recorriendo 400 kilómetros.

Frente a este escenario, las parrillas a gas van tomando un fuerte protagonismo en los hogares de los chilenos, viendo este producto como uno fácil de usar, versátil, ecológico y más económico.

Parrillas a gas este verano permitirían ahorrar hasta un 75% en costos