2016 Destacados Sociedad Civil

Orquesta de Curanilahue 20 años despertando músicos

Orquesta Curanilahue 1

La agrupación comenzó con cerca de 40 estudiantes; hoy, la componen más de 300 alumnos y ha sido el semillero de cuatro generaciones de músicos, entre los cuales se encuentra Jerson Mella, actual director de la orquesta y protagonista de sus 20 años de historia.  

“Esto es lo que yo amo, esto es lo que quiero hacer el resto de mi vida. Y si bien no me voy a hacer rico, voy a ser una persona feliz; que va a disfrutar su trabajo, que todos los días se va a despertar, va a querer agarrar su violín, tocar con la orquesta y que el público aplauda”, afirma Jerson Mella Bravo, quien, en 1996, integró la primera generación de estudiantes de un proyecto que buscaba darle a la localidad de Curanilahue su primera orquesta.

Ingresó con solo once años de edad y estuvo esperando por varios meses que llegaran los primeros instrumentos de la orquesta. Mientras tanto, ocupaba lápices y varillas para hacer los ejercicios de cómo tomar el arco, pasándolo imaginariamente en el violín. Durante ese tiempo de espera, varios alumnos fueron desertando del proyecto y, los que quedaron, lo hicieron motivados por la idea de hacer música.

Jerson no solo consiguió su primer violín gracias a la orquesta, también, mejoró sus notas en el colegio y prosiguió sus estudios de música en la Universidad de Talca. Hace un par de años regresó a su pueblo natal para dedicarse por completo a su pasión, gracias a la cual descubrió un mundo de mucho trabajo y rigurosidad.  “Ahora me veo al otro lado de la vereda. Partí en la orquesta y he estado siempre ligado a ella: primero como alumno, después me titulé de profesor e hice clases a los estudiantes nuevos. Asumí el rol de director como un gran desafío para que el grupo siga teniendo la calidad que ha tenido durante todo este tiempo y más jóvenes se motiven a seguir el camino de la música”, destaca Jerson Mella.

El apoyo que marca el ritmo

Actualmente, la Orquesta infantil y juvenil de Curanilahue recibe a más de 300 alumnos de entre 6 y 16 años, de distintos establecimientos y niveles educacionales de la comuna. “Al ser un proyecto tan grande y que abarca a tantos estudiantes, obviamente también genera mayores gastos en lo que se refiere a la mantención de los instrumentos, a las clases, los profesores y todos los accesorios que los instrumentos requieren cada cierto tiempo”, afirma Jerson.

En este sentido, desde 1998 a la fecha, la empresa Arauco, a través de su fundación educacional, ha  incentivado la labor de la orquesta mediante un convenio de apoyo a su labor, considerando que es una instancia que permite entregar mayores oportunidades de desarrollo a los niños y las niñas de la provincia. De la misma forma, ha ampliado su aporte al desarrollo de la música en otras regiones, apoyando a la Orquesta Ayekafe de Arauco, la Orquesta Juvenil e Infantil Ludovico Rutten de Talca y la Orquesta Cifan de Valdivia.

“El aporte que ha hecho la fundación es súper importante para nosotros. Creo que sin su apoyo, quizás la orquesta no hubiese crecido como lo ha hecho en estos años”, recalcó el director de la orquesta quien ve con ojos optimistas el futuro de su localidad.

“Curanilahue se ha convertido en una ciudad cultural y se caracteriza por su orquesta. Como que nos sacamos el estigma de pueblo minero, pobre. Ahora se habla de los estudiantes de música que están viajando por el país y el extranjero. Y eso es bonito. Creo que la gente está orgullosa al decir que el pueblo está despertando músicos”, finalizó.

Orquesta de Curanilahue 20 años despertando músicos