Pelotas negras actúan como innovadora solución contra la sequía y los malos olores

El sistema de cobertura flotante compuesto por miles de esferas negras rellenas de agua, reduce hasta un 80% las pérdidas por evaporación y los gases odorantes.

Cada vez más el desarrollo tecnológico y la innovación han ido adquiriendo mayor protagonismo en nuestro país, pues frente a los diversos desafíos en materia de productividad y eficiencia que presentan los diferentes sectores productivos de Chile, entre ellos la minería y el agro, ambos aparecen como la principal vía para enfrentarlos y aumentar la competitividad de la industria.

Fue bajo esa premisa que la empresa nacional Exma desarrolló Barrier Ball, un sistema de cubierta flotante en base a esferas plásticas que reduce las superficies expuestas a la evaporación y emanación de olores de todo tipo de tranques y piscinas.

Se trata de pelotas de cinco pulgadas fabricadas con poliestireno de alta densidad con aditivos, las cuales tienen una vida útil de 15 años y ya han sido instaladas en varias faenas mineras, empresas industriales y agrícolas.

“Estas tienen una resistencia al viento de hasta 200 km/h y una capacidad de reducción de la evaporación y emanación de olores de un 80%. Además, son amigables con el medioambiente y ayudan a protegerlo”, destaca Cristóbal Rodillo, gerente comercial de Exma.

Una solución a la sequía:

Las Exma Barrier Balls pueden ser empleadas en piscinas de agua fresca, desalada, de proceso, de PLS/ILS/Refino, en tranques de riego, relaves y reservorios de agua potable.

De hecho, respecto a los últimos, hace algunos meses dio la vuelta al mundo la noticia de que California estaba cubriendo con bolas negras cuatro grandes reservorios de agua potable por más de 150 hectáreas. Se trataba de un proyecto liderado por el Departamento de Energía y Agua de Los Ángeles, el cual buscaba hacer frente a la mayor sequía que ha afectado a este estado en los últimos 50 años.

Rodillo señala que la cubierta también puede ser utilizada en condiciones extremas de nieve, lluvia o polvo, pues opera en rangos de temperatura que van desde los -40°C a los 80°C. Además, agrega, permite el movimiento de equipos y embarcaciones a través de las esferas, pues estas se ajustan automáticamente ante variaciones de nivel del líquido y brinda una cobertura de un 91% de la superficie de aplicación.

LEER OTRAS NOTICIAS   Creatividad e innovación estarán presentes en la XXV versión de la Feria de Software USM

La tecnología mantiene por más tiempo la temperatura ambiente del agua. Es decir, en el caso en que el agua esté calefaccionada, las esferas impiden la pérdida de calor hacia el medioambiente por lo que se consume menos energía. En tanto, en el caso de que haya un enfriador pasa lo mismo y la temperatura se mantiene por más tiempo.

Proyectos del agro:

Bien sabido es que la agricultura consume más del 70% de agua en Chile y que actualmente enfrenta graves problemas de escasez del recurso hídrico, por lo que existe un desafío muy importante para introducir nueva tecnología que permita enfrentar estas dificultades. Es frente a eso que Rodillo plantea a Barrier Ball como una solución muy interesante.

“Se trata de un sistema cuyos resultados son inmediatos y permanentes en el tiempo, ya que las esferas trabajan las 24 horas del día y los 365 días del año. Además son altamente duraderas, por lo que ofrecemos una garantía de 10 años y una vida útil esperada sobre 15 años”, apunta el ejecutivo.

Este señala que, además de reducir un 80% el agua que se pierde por evaporación, al cubrir los tranques con la tecnología Barrier Ball e impedir el paso de la luz solar, también se eliminan las algas, evitando que se tapen las bombas o los goteros. Además, la cubierta incluso mitiga un 80% de los gases odorantes, eliminando malos olores.

“Otra ventaja de nuestro sistema es que no requiere mantención, ya que las esferas se van acomodando solas frente a los cambios de nivel del tranque. Además, es un sistema de cobertura permeable que permite capturar las aguas lluvias y acumularlas en los mismos tranques”, destaca.

Actualmente la tecnología ha sido empleada por la plata productora de cerdos Agrícola Santa Francisca, para reducir las emisiones de olores de las piscinas acumuladoras de purines; por el predio agrícola Fundo María Pinto, para reducir la evaporación y eliminar la aparición de algas en el tranque de regadío (1.000 m2) por medio de 71.000 esferas, terminando con los costos de manutención por ello.