Menú

Transferencia tecnológica: ¿Chile cuándo?

Transferencia tecnológica: ¿Chile cuándo?

Si bien la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología es un avance, expertos coinciden en que es urgente que se tome como una política pública prioritaria en la que se diseñen y ejecuten  programas de ciencia, tecnología, innovación e investigación que no sólo se queden en el mundo de la academia, sino que tengan un real impacto en la economía.

Desde finales del Siglo XX, la humanidad se ha estado enfrentando a varios  desafíos globales. El avance de la tecnología en las últimas tres décadas ha sido gigantesco y además, se ha convertido en una pieza vital para dar soluciones de relevancia a las sociedades. Varios países han apostado por el desarrollo digital como motor de cambio e innovación. Sin embargo, Chile sigue aún al debe con los modelos de crecimiento, los que todavía no se fortalecen.

Según datos de OCDE, nuestro país es el miembro que menos invierte en I+D con sólo un 0,36%, una cifra preocupante si consideramos que el promedio es de un 2,4% y el máximo aportado es de 4,2% por Israel, país que apostó a ser el centro tecnológico del mundo.

“La ciencia, la investigación, la innovación, transferencia y difusión tecnológica son la base esencial del crecimiento de la productividad en el mediano y largo plazo. Países como Israel y Estonia así lo han entendido. Específicamente Israel que basa su economía en la exportación de tecnología y hoy concentra un gran número de startups en diferentes verticales donde nuevas empresas con base tecnológica están disrumpiendo mercados en todo el mundo”, afirma Andrés Cargill fundador y CEO de Soluciones Orion y miembro G100.

La transferencia tecnológica, es el “ecosistema” de transmisión de conocimientos entre el mundo científico y tecnológico con empresas y Estados, los que desarrollan soluciones para la sociedad civil como principal beneficiario. Este conducto regular en países desarrollados está marcando diferencias sustanciales entre ciudadanos de un país con otro, los que se educan en sociedades con valores agregados a su educación.

“Fomentar la incorporación del Estado y organismos públicos y privados en  I+ D+i es un requisito en los tiempos actuales, ya que si se quiere posicionar a Chile como un país desarrollado es necesario apostar por estas soluciones”, explica Martín Kozak Country Manager de InterSystems, quien además agrega que, “sin modelos de expansión y apoyo al conocimientos, difícilmente las sociedades pueden progresar en su crecimiento”.

¿Qué pasa con el emprendimiento?

Desde Fundación País Digital, indican que si bien, en los últimos años nuestro país ha estado impulsando incubadoras de Start Up para fomentar el desarrollo económico, esto sigue siendo insuficiente. El conocimiento no se está transmitiendo entre emprendedores por los canales correctos, ya que los actores relevantes en la transferencia tecnológica no están alineados, además de no tener presupuestos para impulsar proyectos.

“Es trascendental la aprobación de la ley de Transferencia Tecnológica, que permita incentivar y potenciar la generación de conocimiento buscando solucionar los problemas que genera esta transición, como por ejemplo, el impacto de la inteligencia artificial”,explica Ricardo Dorado Director of Growth de Fundación País Digital

Dorado fue enfático también al señalar que “el trabajo que se realice en las grandes, medianas y pequeñas empresas, debido a que es necesario generar un cambio de mentalidad: la innovación es una inversión un recurso que permite el crecimiento, no un gasto”.

Nuestros Socios

AGUAS ANDINAS

CCU

FALABELLA

UNILEVER

SURA

CENCOSUD

VEOLIA

CGE

ENEL

WOM

FIMAS 2019