Hoy, con la industria del turismo prácticamente pausada y a la espera de poder volver a operar, es el momento preciso para replantearse cómo viajamos, los efectos que tiene el turismo en el medio ambiente y las acciones que se pueden tomar para generar un impacto positivo en nuestro entorno.

Según la última memoria de la empresa, Emirates logró reducir aproximadamente 120.000 toneladas de emisiones de CO2. Además, la aerolínea ocupa un rol activo para combatir el tráfico de animales, pieles, colmillos, entre otros derivados de este comercio ilegal.