Menú

Cinco motivos por los que la acción sobre el clima necesita a las mujeres

Cinco motivos por los que la acción sobre el clima necesita a las mujeres

Con motivo del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo, que este año se celebra bajo el lema “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio“, el mundo debe reconocer los beneficios que las mujeres aportan a la acción sobre el clima.

El cambio climático afecta a las personas de diferente forma, según las circunstancias socioeconómicas, discapacidades, edad y género. Cuando las soluciones para luchar contra el cambio climático tienen en cuenta las realidades diversas, son más efectivas y sus impactos se extienden entre la sociedad. Aquí se presentan cinco motivos por los que la acción sobre el clima y las mujeres deben entenderse holísticamente.

1. Se debe involucrar al 100% de la población

Las mujeres y las niñas representan el 51% de la población mundial. Para alcanzar el objetivo más ambicioso del Acuerdo de París y limitar el calentamiento a 1,5 grados centígrados, es clave que en la acción sobre el clima se incluyan las necesidades, perspectivas e ideas de las mujeres, y también de los hombres, para crear soluciones justas, efectivas y sostenibles.

Las mujeres indígenas, por ejemplo, han vivido los impactos del cambio climático durante generaciones, por lo que han sido precursoras en conservación medioambiental. Sus conocimientos y experiencia contribuyen enormemente a fomentar la resiliencia a los efectos del cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Las habilidades tradicionales que tienen las mujeres indígenas en relación con la gestión de los recursos naturales en áreas como la innovación, residuos y energía son herramientas efectivas en las estrategias de acción sobre el clima.

2. Con mujeres empoderadas, las soluciones climáticas son más efectivas

Las mujeres comprenden aproximadamente el 43 % de la fuerza de trabajo agrícola de los países en vías de desarrollo. Cuando a las mujeres se les da el mismo acceso a recursos que a los hombres, pueden aumentar su rendimiento agrícola entre un 20% y un 30%, y no sólo hacen crecer el total de producción de estos países del 2,5 % al 4 %, sino que también contribuyen a la reducción del hambre en el mundo entre un 12 % y un 17 %, según datos de la ONU. Esto, además, puede conllevar un impacto positivo en la adaptación al cambio climático de dos maneras diferentes: la tecnología o los recursos adecuados contribuyen a la conservación y a una agricultura más sostenible; y la reducción de la pobreza permite a las personas adaptarse mejor a las consecuencias de los cambios del clima.

La inversión en mujeres y niñas genera reacciones en cadena que se sienten en las comunidades y países. Por otro lado, hay estudios (en inglés) que indican que los países con una alta representación de mujeres en sus parlamentos tiene más probabilidades de ratificar tratados medioambientales internacionales. 

3. Las mujeres son vitales para generar resiliencia climática en las comunidades

Según la ONU, cuando se involucra a mujeres en la planificación, a las comunidades les va mejor en cuanto a la resiliencia al clima y la creación de capacidades. Éstas tienden a compartir información sobre el bienestar en sus comunidades, lo cual es importante de cara a la resiliencia y, además, también son más propensas a adaptarse a los cambios medioambientales, al verse afectadas las vidas de sus familiares.

Por otra parte, las mujeres son frecuentemente las primeras en responder tras catástrofes naturales, contribuyen a la recuperación preocupándose de las necesidades más urgentes de sus familias y fortaleciendo los lazos comunitarios, y son la pieza central en la reducción de riesgo de desastres.

4. El cambio climático afecta a todo el mundo, pero no por igual

Es bien conocido que el cambio climático tiene un impacto mucho mayor entre aquellos sectores de la población más vulnerables (ya sea en países desarrollados o en vías de desarrollo) y que agrava desigualdades existentes. En general, las mujeres se enfrentan a más riesgos y mayores cargas por los efectos del cambio climático, especialmente en situaciones de pobreza, y también debido a roles de género, responsabilidades y normas culturales existentes.

Si se invierte en igualdad y en el empoderamiento de las mujeres, se puede ser mucho más productivo en materia de conservación medioambiental, reducción de la pobreza, políticas sociales y logros en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Al afrontar el cambio climático con una perspectiva de género, también se abordan los derechos de las mujeres y se evita acrecentar desigualdades.

5. Los países reconocen el vínculo entre mujeres y clima. ¡La CMUNCC está trabajando en ello!

Los países reconocieron la importancia de involucrar por igual a las mujeres y a los hombres en las negociaciones de la CMNUCC, así como en el desarrollo e implementación de políticas climáticas estatales con perspectiva de género, al establecer un tema específico (inglés) en el programa en la Convención que aborda estos temas. Esto incluye el primer Plan de Acción sobre Género creado bajo el Programa de trabajo de Lima sobre el Género (en inglés), que tiene cinco áreas de prioridad:

  • Crear capacidades, compartir conocimiento y comunicación
    • Mejorar la comprensión y conocimiento de las partes interesadas sobre la integración sistemática de los asuntos de igualdad en las áreas temáticas de la Convención y el Acuerdo de París, así como en las políticas, programas y proyectos en el terreno;
  • Paridad, participación y liderazgo de las mujeres
    • Para alcanzar y mantener una participación plena, igualitaria y sustancial de las mujeres en el proceso de la Convención;
  • Coherencia (en la CMNUCC y en toda la ONU)
    • Para reforzar la integración de los asuntos de igualdad en el trabajo de los órganos de la CMNUCC, la secretaría y otras agencias de las Naciones Unidas y las partes interesadas hacia una implementación coherente de actividades y mandatos relacionados con asuntos de género;
  • Aplicación con perspectiva de género y medios de aplicación
    • Para asegurar el respeto, la promoción y la consideración de la igualdad y el empoderamiento de las mujeres en la implementación de la Convención y el Acuerdo de París;
  • Supervisión y presentación de informes
    • Para mejorar el seguimiento de la implementación y el control de mandatos relacionados con género de la CMNUCC.

Fuente: ONU Cambio Climático

Deja un comentario

Nuestros Socios

CCU

Enel

SURA

Cencosud

Wom

CGE

Falabella

Veolia

FIMAS 2019

EXPO SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA