Menú

Uso eficiente del agua: el factor clave para combatir la desertificación en la agroindustria

Uso eficiente del agua: el factor clave para combatir la desertificación en la agroindustria

En el marco del Día Mundial de los suelos, el proyecto Smart Energy Concepts busca concientizar al sector agroalimentario sobre una de las amenazas más fuertes para el sector: la erosión de los suelos.

Temperaturas extremas y una dramática disminución en el cauce de los ríos son algunos de los efectos más conocidos del cambio climático. Sin embargo, otro elemento está cobrando cada vez más relevancia, ya que está afectando a 250 millones de personas en 110 países: la desertificación del suelo.

Según datos de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), en Chile aproximadamente 16,3 millones de hectáreas (el 21,7% del territorio nacional) presentan algún grado de desertificación. Asimismo, la degradación de los suelos afecta a 59 millones de hectáreas (un 79,1%), mientras que 55 millones de hectáreas, un 72% del territorio chileno, enfrentan la falta de agua.

Son este tipo de factores los que cada día golpean con fuerza al sector agroalimentario, un rubro clave para la economía nacional. “La erosión de suelos y el proceso de desertificación constituyen una amenaza grande para el sector agroalimentario, debido a que un suelo rico en nutrientes con buen drenaje, forma la base de un sistema agrícola productivo. En un suelo erosionado, el agua escurre y no logra penetrar lavando al mismo tiempo los nutrientes. Esto va transformando los terrenos agrícolas en suelos cada vez más pobres, dependientes de la aplicación de fertilizantes químicos y donde hay que ir aumentando el agua de riego no solo por la falta de agua lluvia, sino porque solo un porcentaje menor del agua aplicada logra penetrar a la zona radicular”, señala Annika Schüttler, directora del proyecto Smart Energy Concepts, una iniciativa que busca incentivar el uso de eficiente de la energía en el sector agroalimentario.

Ante este escenario, la restauración de suelos surge como un elemento fundamental para mantener la competitividad del sector agroalimentario: “Si no logramos restaurar los suelos agrícolas, la productividad del sector se verá disminuida en el tiempo y los costos de producción irán subiendo debido a la mayor dependencia de fertilizantes químicos y energía necesaria para bombear mayores cantidades de agua de riego”, recalca la directora del proyecto Smart Energy Concepts.

El día del suelo es precisamente un espacio para informar, discutir y difundir buenas prácticas en el sector agroalimentario.

Nuestros Socios

Premio PYME 2019

Veolia

Enel

Cencosud

SURA

Wom

CGE

FIMAS 2019

EXPO SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA