Jóvenes ganan bronce en competencia científica internacional con innovación que anticipa la presencia de marea roja

Jóvenes ganan bronce en competencia científica internacional con innovación que anticipa la presencia de marea roja

El equipo de estudiantes de Ingeniería en Biotecnología de la Universidad de Chile desarrolló BiMaTox, un biosensor que entrega la toxicidad en mariscos comestibles en tres horas y sin utilizar animales de prueba.

El proyecto BiMaTox, creado por alumnos de ingeniería en Biotecnología de la Universidad de Chile, ganó medalla de bronce en IGEM 2018, concurso de biología sintética más importante del mundo. El grupo de 16 estudiantes, llamado Equipo Uchile Biotec, participó en el Giant Jamboree, realizado en Boston, entre el 24 y el 28 de octubre, que reunió a más de 300 instituciones científicas de todo el mundo. El invento, que hizo ganar medalla de bronce a los chilenos, es un sistema de detección rápida de la marea roja.

“En el sur de nuestro país hay cientos de familias que viven de la extracción de mariscos y cuando hay problemas como la marea roja que golpean esas localidades, estas familias se quedan sin ingresos económicos durante una semana o dos y a veces más. Con una herramienta como la nuestra, pueden anticipar la aparición de concentraciones más altas y preparar una mejor respuesta para cuando los mariscos alcancen una concentración peligrosa”, Enzo Galliani, Coordinador General del Equipo Uchile Biotec.

BiMaTox es un biosensor que entrega una respuesta en un plazo no mayor a tres horas sobre la toxicidad en mariscos, comparado con los actuales métodos, que demoran en promedio de 24 a 48 horas en alertar la presencia de toxinas. Además, este nuevo método no utiliza animales para realizar las pruebas.

“El problema más importante a resolver es el que involucra la muerte de miles de animales por año. Queremos lograr que las entidades reguladoras reconozcan que nuestro dispositivo como un método válido para detectar la ausencia de toxinas en las muestras de mariscos. Y que luego, si el usuario obtiene resultados ambiguos o positivos, puede usar el tradicional bioensayo para garantizar la seguridad del consumidor. De esta manera, dejaríamos de desperdiciar miles de vidas de animales solo para encontrar que las muestras no contenían toxinas”, finalizó Galliani.

El Equipo Uchile Biotec contó con el apoyo de Enel, que les ayudó con fondos para desarrollar algunos gastos del proyecto y solventar parte del viaje a Boston para participar en el Giant Jamboree.  “Estamos orgullosos de haber contribuido con este proyecto y estamos seguros de que se convertirá en una innovación interesantísima para nuestro país. Confiamos plenamente en Equipo Uchile Biotec y estamos seguros de que este premio es el primero de muchos que tendrán en el futuro, gracias a su perseverancia, trabajo y enfoque en la sostenibilidad con innovación”, explicó la gerente de Sostenibilidad y Relaciones Comunitarias de Enel, Antonella Pellegrini.

Deja un comentario

Partner

Fiis

CGE

Paris

Sura

Veolia

Unilever

Enel

Cencosud

Puerto Valparaíso