Venetto Ingenieria gana “Premio Sustenta 2017” gracias a implementación de políticas sustentables

Desde su formación el año 2005 hasta ganar recientemente el “Premio Sustenta 2017”, Venetto Ingeniería, ha recorrido un largo camino “con más altos que bajos”, comenta la fundadora y dueña, Loreto Mateo Dueñas, quien después de dos negocios fallidos logró el éxito con el tercero: un emprendimiento dedicado a la Ingeniería ambiental y Protección Radiológica.  

“Se nos incendió una bodega en Huechuraba donde perdimos 80 millones de pesos y el año siguiente nos entraron a robar”, recuerda Mateo Dueñas. Sin embargo, aclara que de lo malo siempre viene algo bueno y aconseja a no quedarse mucho rato en el pasado. “Después del incendio estuve en shock por varios días, pero al tiempo me di cuenta que no sacaba nada reclamando algo que no iba a volver a tener. Molesta, frustra y duele, pero hay que dar vuelta la página y seguir trabajando. Más adelante nos llegaron más proyectos y las cosas volvieron a resultar”, asegura la emprendedora.  

Han trabajado con veterinarias, salas dentales y grandes hospitales a lo largo de Chile entregando soluciones a proyectos que necesiten atención ambiental. “Vemos desde medición de huella de carbono y tramitación vigente con las autoridades, hasta diseño y reciclaje de residuos peligrosos y no peligrosos”, explica Rodrigo Gómez, Gerente de Proyectos en Venetto. Y es en ese interés, que han demostrado por tenderle una mano al planeta, con prácticas sustentables, lo que los llevó a ganar el “Premio Sustenta 2017” en la categoría “Brote”.  

Emprendiendo en Chile 

Después de vivir en España por seis años tratando de emprender con una escuela de raquetbol y luego con un negocio de producción de zapatos, Mateo Dueñas y su marido, volvieron a Chile y decidieron que no iban a ser más dependientes en un trabajo. “Solíamos trabajar en el living de la casa mi marido y yo. Hacíamos las reuniones ahí mismo. Mis hijas, pequeñas en ese tiempo, también nos ayudaban contestando el teléfono: Venetto Ingeniería, buenas tardes, decían”, recuerda entre risas.  

Ya instalados como empresa, se especializaron, primero, en el área de Ingeniería Ambiental, donde hacen requisitos de levantamientos legales, auditorias, proyectos medio ambientales, estudios, tramites sanitarios, regularizaciones, mediciones de huella de carbono, gestión de residuos y Seguridad y Salud Ocupacional. 

Más adelante, Loreto, Ingeniera Civil y Master en Medio Ambiente, sugirió que investigaran acerca de la Protección Radiológica. “Un cuñado que trabajaba en Dosimetrías (cálculo de la dosis absorbida en tejidos y materia como resultado de la exposición a la radiación ionizante) nos comentó que no había muchas empresas sobre ese tema y se me ocurrió empezar a averiguar más a fondo sobre Protección Radiológica”, afirma.  Estudió un curso en la CCHEN (Comisión Chilena de Energía Nuclear) para perfeccionar los servicios de su empresa y hoy en día Venetto entrega servicios en memorias de cálculo, protección radiológica, levantamiento radiométrico y exportaciones.  

Sustentabilidad Externa e Interna 

Dedicados a entregar un servicio que proteja al medio ambiente y asegure políticas sustentables, Venetto, recicla dentro y fuera de su oficina. En los proyectos, por ejemplo, se encargan de gestionar residuos y reutilizar materiales. “Todo el material sobrante de las láminas de plomo que ocupamos para proteger las salas de rayo, lo empleamos en los marcos de las puertas y ventanas”, afirma Rodrigo Gómez. Mientras que en la oficina existe una política de bajo consumo de energía con automatización de calefacción y luces, además de reciclaje interno. “Reciclamos hasta las pilas”, exclama Gómez.   

Loreto, por su parte, admite que al estudiar el Master en Medio Ambiente se dio cuenta que había muchas cosas que se estaban haciendo de forma incorrecta, en cuanto a lo que se refiere la implementación de prácticas sustentables. “Me preguntaba cómo podía mitigar el impacto que hacíamos y me llamó la atención ciertos detalles. Por ejemplo, la cantidad de papeles que se imprimen en una oficina, pareciera que nadie puede leer del computador.  Aquí tenemos una política de no imprimir a menos que sea necesario y preferimos utilizar firma digital”, concluye firmemente.

LEER OTRAS NOTICIAS   La Ruta Solar te invita a construir tu propio auto solar