Tarjetas de regalo: Una manera eficaz de recompensar a los colaboradores

¿Cómo puede incentivar y recompensar a los colaboradores de una manera personalizada y que les ofrezca libertad de elección? Los programas de tarjetas de regalo son una opción cada vez más popular, ya sea para motivar a la gente a alcanzar objetivos o para recompensarlos por sus logros.

Unas palabras de agradecimiento o un correo electrónico de felicitación de parte de los gerentes, son una buena manera de agradecer a un colaborador por un trabajo bien hecho. Pero, ¿qué se les puede ofrecer? Para las empresas de todos los tamaños, la respuesta más frecuente es “un regalo” y, más precisamente, “una tarjeta de regalo”. Entregadas como una recompensa, o como parte de un plan de incentivos para promover el compromiso y la motivación de los colaboradores, las tarjetas de regalo ofrecen una serie de ventajas: se les puede personalizar para satisfacer al trabajador y, al mismo tiempo, ofrecen un nivel de elección que hace que siempre sean bien recibidas.

El gasto en tarjetas de regalo está en aumento

Tal es su popularidad que, según GiftCards.com, el 83% de las corporaciones estadounidenses utilizó en 2015 tarjetas de regalo y prepagadas como incentivo para los colaboradores. La demanda por las tarjetas también se reflejó en un estudio realizado por la revista Incentive que reveló que las empresas gastaron más en sus programas de regalos en 2016 y que las tarjetas de regalo son la forma de recompensa preferida, alcanzando un 67,7%, muy por delante de la segunda, la ropa, que llega al 40%.

En un estudio realizado por Sodexo, los líderes de las pymes revelaron que, en los próximos dos años, planificaban aumentar significativamente el gasto en recompensas que mejoren el equilibrio entre vida profesional y privada de sus colaboradores. Hubo un aumento de 15 puntos porcentuales en aquellos que planean recompensar el desempeño de los colaboradores con bonos, vales y tarjetas de regalo, así como un aumento de 17 puntos en aquellos que pretenden implementar planes para aumentar el poder adquisitivo de los colaboradores.

Beneficios para las corporaciones y para las pymes

La flexibilidad de las tarjetas de regalo las hace ideales para todo tipo de presupuestos. Si bien la investigación, de la misma revista, muestra que las compañías más grandes pueden realizar mejores recompensas, la proporción de las que reparten regalos valuados en más de 1.000 dólares aumentó de 1,3% del total a 6,2% a partir de 2015-16, casi el 70% de los regalos tenía un valor menor a 100 dólares. Es que, junto a las grandes corporaciones, las pymes también están cosechando los beneficios del fenómeno de las tarjetas de regalo. Un estudio realizado por Sodexo reveló que el 88% de los líderes de pymes en siete países observó una mejora en el ambiente general en el trabajo después de recompensar el rendimiento a través de bonos y tarjetas de regalo. Además, el 71% de los encuestados dijo que los ingresos de su empresa habían aumentado y el 72% notó una caída en el ausentismo.

LEER OTRAS NOTICIAS   Cámara Chileno-Británica de Comercio premió a Sodimac por su programa de energías renovables

Entonces, ¿cuál es el secreto de un programa de tarjetas de regalo exitoso?

En pocas palabras, tiene que cumplir con tres requisitos: participación de los colaboradores, un elemento sorpresa y una amplia variedad de regalos. En un programa de incentivos, la participación se logra mejor cuando la gerencia explica claramente el objetivo general de los colaboradores y luego los involucra en el establecimiento de los objetivos o de los indicadores de desempeño que conducirán a recompensas. Además, los colaboradores deben ser parte de las discusiones sobre el tipo de tarjetas de regalo que se ofrecen en el programa.

Una vez que el programa está en marcha, la recepción de sugerencias por parte de los colaboradores también aumentará su eficacia. Al crearse un circuito de retroalimentación, el programa permanecerá adecuado para los estilos de vida y las aspiraciones de los colaboradores.

Cuando se trata de seleccionar tarjetas y recompensas, el elemento sorpresa es muy valorado, porque las sorpresas viven más tiempo en la memoria del colaborador. De hecho, se conoce a un segmento de mercado emergente por el nombre de recompensas de “sorpresa y deleite” (“surprise and delight”), y su popularidad está respaldada por pruebas científicas. Los llamados centros de placer del cerebro humano reaccionan más fuertemente cuando los placeres son inesperados, aseguran investigadores en Estados Unidos.

Por último, la elección de la tarjeta de regalo también se ha popularizado, dada la demografía de la fuerza de trabajo actual. La clave para el éxito de cualquier programa es la capacidad de ofrecer una selección de tarjetas de regalo lo suficientemente amplia como para motivar a colaboradores de diferentes edades y orígenes.

Post Comment