@SmartripChile : turismo con impacto social

Juan Luis Crespo junto a Alejandro González, artesano que trabaja la piedra liparita.

Chile cuenta con variadas zonas turísticas que tanto extranjeros como compatriotas añoran visitar y disfrutar. Los diversos parques nacionales, el océano que nos rodea y la majestuosa cordillera hacen del país un destino único. Para muchas localidades el turismo es una fuente de ingreso estacional que durante vacaciones deja amplias ganancias, pero que en temporada baja no cunde lo suficiente.

Smartrip es una empresa B que fomenta el turismo sustentable y social. Está asociada a la fundación Smartrip, la cual se encarga de destinar los recursos a diversos proyectos sociales que tienen como fin potenciar el desarrollo turístico local. “Creé la empresa para que la fundación no dependiera constantemente de donaciones”, argumenta Juan Luis Crespo, fundador y gerente general de Smartrip.

El modelo de Smartrip funciona de la siguiente manera: los hoteles le otorgan descuentos a la empresa para atraer turistas. Esas recaudaciones se van a la fundación donde gestionan proyectos para las comunidades.

“Ha estado muy enfocado en capacitar y entregar capital semilla a microemprendedores para sumarse al desarrollo turístico de la zona”, comenta Juan Luis. La intención de esto es que las personas no migren de su localidad en busca de oportunidades, sino que preserven a través de su arte la identidad y cultura local.

Su principal foco está en generar proyectos que ayuden a las comunidades locales a potenciar su desarrollo turístico. Básicamente, pretende generar conexión entre artesanos del sector con los hoteles para potenciar lo local. Juan Luis manifiesta “si logras que el hotel cambie su comportamiento de compra y que adquiera productos artesanales locales en vez de al retail, le puedes cambiar la vida a personas de la comunidad”.

Ser una empresa B

“Nacimos con espíritu B y era natural certificarse”, comenta el gerente de Smartrip. A parte de la certificación, les han otorgado por dos años consecutivos el premio “Best for the world” debido a su impacto social. Juan Luis destaca que la empresa “ha sido bien evaluada en gobernanza al incorporar a los públicos de interés y en comunidad”.

Formar parte de este nuevo modelo empresarial para Smartrip es un orgullo, dado que el lineamiento de la empresa esta enfocado en los valores que promueven las empresas B. “Cada vez (el movimiento) tiene mayor fuerza en el mundo”, asegura Juan Luis. Smartrip trabaja por ser una buena empresa para el mundo.

LEER OTRAS NOTICIAS   Cumplo y Empresas B premian a Pyme por su impacto social y medioambiental

“Nuestra empresa nace para solucionar una problemática social”, sentencian desde Smartrip. Incorporar a la localidad en el desarrollo turístico local es el propósito que persiguen. Por lo mismo el crecimiento de la empresa significa “un mayor aporte social”. Seguir este modelo de triple impacto no ha sido fácil. Los errores han formado parte del crecimiento de la empresa. “Hemos ido aprendiendo en el proceso”

Incentivando el consumo con impacto social

Cuando Juan Luis ideó Smartrip, lo hizo pensando en el comportamiento del turista extranjero “para la mayoría de los clientes la sustentabilidad era importante y creciente”. A partir de ello idearon una estrategia que costó que los hoteleros apostaran.

La mayoría de las personas que utilizan el servicio de Smartrip son chilenos. El 70% de clientes les parece bonita la gestión social de la empresa y fundación, pero precios bajos es su principal motivo de compra. Un 10% asume tener consciencia por lo que Smartrip realiza y ser ese un factor relevante a la hora de escogerlos, mientras que un 20% no está interesado en el impacto social.

“El desafío es que 70% le importe cada día menos el precio”, afirma Juan Luis. “Creemos que cuando nos abramos al público extranjero las cifras cambiarán”. Justamente hace falta cambiar el patrón de consumidor, que estos sean más B valorizando el trasfondo de servicios y productos además del ahorro económico.

Para esto, Smartrip está desarrollando un programa donde los turistas puedan involucrarse con los proyectos sociales que la fundación gestiona. Juan Luis comenta “cada hotel partner impulsará un proyecto local y tendrá una meta de recaudación y el 20% de los ingresos irá hacia ese proyecto”. A través del método Crowdfunding, una plataforma de financiamiento colectivo, los clientes podrán escoger a qué proyecto quieren que su dinero vaya destinado, ademas de poder hacer una donación propia.

Éste método de participación buscará que las personas se involucren en la labor que Smartrip realiza tomando mayor consciencia por la labor social que hay detrás del servicio que adquieren. “Será más transparente y participativa”, agrega Juan Luis Crespo.